Escoge el nombre adecuado para tu negocio

Elegir el nombre apropiado es uno de los pasos más difíciles e importantes de un negocio porque el nombre de un negocio se repite múltiples veces a lo largo del día, en conversaciones, en correos, en sitios web, en los productos. Un nombre puede convertirse en una campaña publicitaria por sí mismo, afectar la reputación, el consumo y la cobertura en la prensa.
Quizá con el tiempo algunos de los elementos de tu identidad de marca cambiarán con el tiempo pero no tu nombre, es por eso que es de vital importancia escogerlo correctamente.
Es un proceso exhaustivo y riguroso, en algunas ocasiones se revisan cientos de nombres antes de encontrar uno que se pueda registrar legalmente y que funcione, pero su importancia es enorme y vale la pena pensarlo con cuidado.
El proceso de nombrar un negocio es muy parecido a poner la primera piedra de un edificio.
Si funciona, la estructura estará alineada y tendrá equilibrio, pero si está fuera de lugar, el resto de la edificación estará débil.
Antes de que puedas desarrollar la identidad de una marca como el logo, el eslogan y los colores que van a definirlo, necesitas definir su nombre y este nombre debe ser atractivo, relevante, duradero y estar disponible.

El nombre adecuado captura la imaginación y conecta con las personas, si no pueden recordarlo o pronunciarlo levantará una barrera con los clientes.
Es probable que quieras nombrar tu marca porque vas a comenzar un negocio, porque quieres ampliar el rango de productos o servicios que ofreces o porque quieres mejorar la imagen de tu negocio.
Este artículo te ayudará a hacerlo con mayor efectividad.

Un nombre:
Define el estilo de tu marca
Refleja la personalidad que quieres que tu marca proyecte
Impregna de personalidad
Te ayuda a diferenciar un proyecto de tu competencia
Conecta directamente el nombre de la marca con las memorias y experiencias pasadas
Influirá tanto a los compradores como a los posibles inversores

El nombre correcto es atemporal, fácil de decir y recordar, infatigable, tiene ritmo y se mira bien en el logo.

Un nombre adecuado:
Refleja la personalidad de tu marca de forma directa o por asociación
Describe tu oferta
Crea un vínculo de asociación con tu marca
Es fácil de escribir, memorizar y pronunciar
Es distintivo, único, se diferencia de la competencia y posiciona a la compañía para el crecimiento, el cambio y el éxito.
Debe ser modular y permitir la expansión de la compañía hacia un futuro impredecible.
Es lo suficientemente corto (no más de 2 palabras, 8 letras suele ser suficiente), sin muchos números
Debe tener asociaciones positivas
Se debe de poder registrar y poseer legalmente, para esto no debe ser demasiado genérico, debe ser original y estar libre de copyright.
Debe estar disponible en línea y redes sociales.
Incluye palabras claves
Debe ser atractivo, simple y único

Si el nombre de tu marca no cumple con estas características, puedes crear una barrera entre tus consumidores y tu marca, o simplemente no les permitirá sentirse atraídos lo suficiente como para intergrarla en su identidad.

Necesitas cambiar de nombre si:
tu nombre ya no funciona para tu negocio
por razones legales
porque tu nombre tiene una connotación negativa
porque te has fundido con otras compañías
porque confunde a tus consumidores

Procura evitar:
Nombres que sean difíciles de escribir
Nombres que sean difíciles de recordar
Nombres cuyo significado no sea claro
Un nombre genérico que abarque demasiado y no tenga personalidad
Nombres que tengan una gran cantidad de números

También puede interesarte